Mañana celebramos un 1 de mayo de 2020 muy diferente al de otros años, lejos de la normalidad y también de la festividad de esta fecha. Pero sí creemos que nos da una buena oportunidad para rendir a todas las socias y socios de AETAPI un sincero homenaje y poner en valor el trabajo que estáis desarrollando en estos momentos de incertidumbre.

La gran familia de AETAPI la formamos más de 900 socias y socios, de todos los puntos de la geografía española. Somos profesionales de diversas disciplinas relacionadas con el trastorno del espectro del autismo, la mayoría en activo (97%). Tenemos perfiles profesionales muy diversos y desarrollamos nuestra actividad en ámbitos de intervención muy diferentes. Pero todos ellos tienen un aspecto en común: de una u otra manera, están siendo esenciales para afrontar la situación que estamos viviendo en la actualidad derivada de la crisis producida por la epidemia del COVID-19.

  • Servicios impulsados por el movimiento asociativo (48%),
  • Sistema educativo y Universidad (24%),
  • Servicios y centros privados de apoyo e intervención (23%)
  • Sistema Sanitario (5%).

Seguramente, la mayoría de vosotras y vosotros habéis tenido que redoblar vuestros esfuerzos y adaptar vuestros modelos de trabajo a la nueva situación para seguir desarrollando vuestra actividad profesional con la misma calidad e implicación a pesar de las dificultades.

  • Con la angustia de pensar cómo podéis apoyar a las personas en el espectro del autismo y a sus familias para hacerles la situación más comprensible y llevadera, poniendo en práctica toda vuestra creatividad y buen hacer para conseguirlo.
  • Apoyando desde la primera línea de la batalla en los Servicios Esenciales.
  • Arriesgando vuestra salud, debido a la falta de medios y equipos de protección a la que os habéis enfrentado.
  • Manteniendo el ánimo y el equilibrio emocional para poder apoyar a otras personas, aunque vuestras circunstancias laborales se hayan visto afectadas.
  • Conciliando vuestra vida laboral y familiar, haciendo equilibrios para atender a todas las necesidades.

Por ello, este primero de mayo es especialmente significativo para AETAPI y las personas que la componen, y por ello nos gustaría celebrarlo unidos aunque físicamente nos encontremos lejos.

Creemos que la celebración del Día Internacional de los y las trabajadoras es una buena ocasión para poner en valor la práctica profesional que realizáis, tanto en condiciones normales como en las circunstancias extraordinarias que estamos viviendo desde hace semanas.

Sin duda, creemos que esta situación está evidenciando no sólo el extraordinario compromiso de los y las profesionales del autismo con su práctica profesional, sino también el valor que aportan como colectivo a la sociedad.

Creemos también que, a pesar de las dificultades personales y profesionales que estamos encontrando, esta situación nos ayudará a adquirir nuevos aprendizajes y a seguir creciendo como profesionales.

Por ello, en este primero de mayo, desde AETAPI reforzamos nuestro compromiso con la excelencia y la ética en la práctica profesional. Destacamos también el valor que tiene para nuestra organización el apoyo mutuo y la cercanía entre las personas que la componemos, aunque físicamente ahora mismo nos encontremos tan lejos.

Desde AETAPI queremos seguir esforzándonos por crecer en ambos aspectos. Por ello, queremos visibilizar y poner en valor nuestra actividad y nuestros derechos como profesionales, reivindicando las medidas necesarias para garantizar la salud y la seguridad en estos tiempos inciertos. También queremos seguir siendo un espacio de encuentro y una red de apoyo mutuo que facilite el conocimiento compartido y el afrontamiento de situaciones adversas, como las que vivimos actualmente.

Por ahora, y mientras sólo esto sea posible, os mandamos un gran abrazo virtual que os acerque a AETAPI en este día de celebración. Esperamos no tardar mucho en poder abrazarnos en persona.