La comunicación social es compleja y todas las personas estamos en un continuo aprendizaje y mejora de nuestras competencias en este ámbito. En las personas con TEA las habilidades comunicativas están cualitativamente alteradas de forma específica, lo que influye directamente en el establecimiento y mantenimiento de relaciones sociales.

Por ello, el contar con mecanismos de apoyo para mejorar comunicación funcional va a incidir directamente en la adquisición y desarrollo de habilidades sociales.

Es esencial contar con estrategias de intervención que se dirijan a prestar los apoyos necesarios a cada persona de forma que pueda desarrollar su máximo potencial en esta área, teniendo presente que el objetivo no es hacer a la persona menos “autista” sino brindarle los apoyos oportunos que le permitan ampliar sus relaciones sociales en los máximos contextos posibles, mejorando sus competencias comunicativas.

A continuación, podéis encontrar una serie de consejos sencillos que pueden servir de base para prestar esos apoyos en la comunicación en algunos ámbitos y situaciones.


Para Centrar y mantener la atención  

  • Llámale por su nombre, sobre todo al iniciar la conversación para que sepa que se está dirigiendo a la persona.
  • Asegúrate que te está prestando atención antes de hacer una pregunta o dar una instrucción. Las señales para saber si te está prestando atención son diferentes en cada persona, por lo que deberás conocerlas antes.
  • Apóyate en sus temas de interés o referencias por la actividad que está realizando para iniciar la conversación e involucrarle en la misma.
  • Utiliza menos comunicación no verbal para trasmitir el mensaje (por ejemplo, contacto visual, expresiones faciales, gestos, lenguaje corporal).
  • Haz uso de apoyos visuales (pictos, dibujos, signos, etc.) para enriquecer el mensaje y que sea más fácil su comprensión.


Para Evitar la sobrecarga de información 

  • Simplifica el mensaje, di menos cosas, dilas despacio y utiliza las palabras clave específicas, repitiéndolas y enfatizándolas
  • Puedes hacer una pausa entre palabras y frases para dar tiempo a la persona para procesar el mensaje y que tenga la oportunidad de pensar la respuesta.
  • Presta atención a cómo es el entorno, situaciones en las que hay mucho ruido o alboroto, pueden afectar al procesamiento de la información según sus características sensoriales.


Para Hacer los mensajes y las preguntas comprensibles

  • Evita hacer demasiadas preguntas, haz solo preguntas que sean necesarias e intenta que sean breves y concretas.
  • Estructura tus preguntas, por ejemplo, puedes ofrecer opciones de respuesta para que se más fácil.
  • Intenta ser específico en tus preguntas, Por ejemplo: «¿Disfrutaste tu almuerzo?» y «¿Disfrutaste de las matemáticas?» en lugar de «¿Qué tal tu día?».
  • Evita el uso de la ironía, el sarcasmo, el lenguaje figurado, las preguntas retóricas, o exageraciones, ya que muchas personas con TEA las entienden de forma literal. Si lo usas, explícale lo que has dicho y haz explícito lo que realmente querías decir.


Para ayudar a Pedir ayuda y entender el NO

  • Enséñale recursos para poder pedir ayuda y decir “no” de forma fácil y eficaz, que sean comprensibles y pueda utilizar. Si es necesario, dale un apoyo visual para ello.
  • Algunas personas con TEA tienen problemas para comprender por qué se dijo que “no”. Si se ha dicho que “no” a realizar una actividad que puede hacer más tarde ese día o puede hacer otro día, indícaselo en su horario de forma que pueda comprenderlo.
  • El “no” o el “para” algunas veces lo utilizamos cuando alguien se pone a sí mismo o pone a otras personas en peligro. Busca formas para explicar el peligro y la seguridad.
  • Si estás diciendo «no» o “para” porque alguien se está comportando de manera inapropiada, intenta no gritar ni prestar demasiada atención, una reacción tranquila puede ayudar a disminuir este comportamiento.
  • Establece límites claros y explica por qué y dónde es aceptable y no aceptable comportarse de cierta manera.
  • Utiliza herramientas de registro para averiguar la forma en la que la persona se expresa. Es importante prestar especial atención a las conductas problemáticas pues en ocasiones son una forma de decir algo.

 

Consejos traducidos y adaptados de: https://www.autism.org.uk/advice-and-guidance/topics/communication/tips