Bajo el lema “Puedo aprender. Puedo trabajar”, este año la campaña del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo pone el foco en la educación y el empleo, dos ámbitos fundamentales para mejorar la calidad de vida y la participación social efectiva de las personas con TEA.

 

Un año más el movimiento asociativo del autismo, encabezado por Autismo Europa y la Confederación Autismo España a nivel nacional, conmemora el día 2 de abril el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

Este año el lema elegido es “Puedo aprender, puedo trabajar”, con el que se quiere trasladar un mensaje a la sociedad sobre la importancia que tienen los valores de diversidad, inclusión y participación plena en el ejercicio real y efectivo de los derechos de las personas con TEA a lo largo de toda su vida, desde la infancia en la escuela, hasta la etapa adulta con un trabajo.

Como profesionales que dedicamos nuestros esfuerzos a promover el conocimiento y los apoyos que permitan a las personas con TEA una mejor calidad de vida, es esencial seguir avanzando en la participación social de las personas con TEA y sus familias, desde el máximo respeto a sus derechos.

Es imprescindible, como destaca la campaña, poner el énfasis en la importancia que tiene creer en las personas con TEA, en sus capacidades, fortalezas y potencial, de forma que todos los talentos que muchas veces nos pasan desapercibidos bajo los déficits, a los que prestamos mayor atención, emerjan y puedan desarrollarse. Esto permitirá construir una sociedad más justa, en la que la diversidad sea entendida como algo positivo y que nos enriquece a todas las personas.

Como profesionales, sabemos esto porque llevamos aprendiendo a nivel personal durante muchos años. Las personas con las que trabajamos y a quienes apoyamos llevan dándonos lecciones de vida, de superación y de mejora continua durante mucho tiempo. No sólo con su ejemplo, sino también cuando nos ponen en situaciones difíciles a nivel profesional, que suponen un reto en el que debemos dar lo mejor para responder de forma óptima y como buenos profesionales.

Por eso, es importante no cejar en el empeño y poner los valores de AETAPI en el día a día de nuestra acción profesional, porque solo a través del entusiasmo, la ética, la mejora continua, el trabajo en equipo, la excelencia y la innovación caminaremos hacia una ciudadanía activa y una garantía de participación efectiva en todos los contextos y escenarios sociales de las personas con TEA.

Esto nos hará mejores profesionales, nos hará mejores personas.